Mantener un adecuado equilibrio entre la seguridad y el flujo de entradas y salidas comienzan por una adecuada planificación del aprovisionamiento.